sábado, 30 de enero de 2010

Un paseo por la orilla del mar

Amaneció un día soleado, ideal para dar un largo paseo cerca del mar, pero lo que empezó por el paseo marítimo lleno de gente y con los ruidos de la ciudad alrededor, acabó en la orilla, dejando mi huella al borde del mar y escuchando unicamente el sonido suave de las olas rompiendo, formando ondas llenas de espuma que parecían acariciar la arena y dejando de cuando en cuando al descubierto, conchas, piedras y cristales de colores (verde, naranja y transparente)de viejas botellas erosionadas y que me gusta coleccionar.
Asi pues, el sonido del mar acarició mi oido, la brisa y el sol mi cara y ver un paisaje tran precioso me hizo sentir una sensacion de bienestar increible, tan increible...que mañana ya estoy pensando en repetir...

Yo misma

Estas olas, no son a la misma hora, ni son las mismas, pero su sonido y su pausado y suave romper se parece mucho a las que disfruté yo hoy. Espero que os gusten...por si no teneís el mar cerca...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...