miércoles, 10 de agosto de 2011

Si los besos curaran...

Este corto del granadino Pedro Solis, "La Bruxa" fué el ganador del premio Goya 2011 al Mejor Cortometraje de Animación Español. Cuenta las aventuras por las que atraviesa una vieja bruja que desea enamorarse y busca a su príncipe azul desesperadamente.

Su director Pedro Solís recogía el Goya al Mejor Corto de Animación, cuando, entre los agradecimientos y las retahílas que nadie escucha, coló una bomba en los corazones del público: «Para mi hijo Nicolás, porque la vida se lo ha puesto difícil desde que nació y porque si los besos curaran, sería el niño más sano del mundo. Gracias».

Se lo dice siempre su abuela Filo: «Si los besos curaran...». Cuatro palabras. Podrían ser el clímax de una película, el inicio de una novela, la inscripción en la fachada de un gran palacio o un microcuento en sí mismas, si no fueran la cruda y a la vez bellísima realidad de la vida de una persona de 7 años que no habla, que ríe a su manera, que tiene unas manos de pianista que no puede usar y que no es capaz de tenerse en pie sobre sus pantorrillas sin ayuda.

Recibe en brazos de su padre en el salón del piso de Guadalajara en cuyas paredes se intuyen muchas lágrimas, algunas sonrisas y toneladas de cariño. Pedro, de 42 años, y Lola Gómez, su mujer, de 39, son la carantoña que no cesa, trufada de frases que calientan la noche fría de febrero en La Alcarria. «¿Qué te pasa subcampeón? Porque subcampeón es mucho mejor que ser campeón. Suena mucho mejor», le dice Pedro a su hijo, constantemente recostado sobre sus regazos.

Tiene parálisis cerebral en grado severo. No se mueve con coordinación y es dependiente, pero sonríe. «Se comunica con gestos. Se ríe a carcajadas cuando juega, y si se aburre, te llama», explica su madre. La vida se le torció a Nico el 9 de diciembre de 2004. Lola hacía las compras de Navidad con una amiga en Guadalajara cuando sintió un dolor raro. Sabía por experiencia que no eran contracciones, ya había sido madre de Alejandra, la mayor, de 12 años. La placenta se desprendió y cuando llegaron al hospital Lola había perdido mucha sangre. La ingresaron en la UCI y al cerebro de Nico le faltó el oxígeno suficiente como para marcar el resto de su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...