martes, 14 de agosto de 2012

Curiosidades de la historia no tan lejana

Lo mio no eran las letras y menos la historia, por eso "inculta" de mi, me ha sorprendido el descubrir que hace doscientos años hubo una guerra entre EEUU y Gran Bretaña, que se saldó con la ocupación de Washington por estos últimos que además quemaron la casa Blanca y el Capitolio(foto) como esta referido en la siguiente noticia:

"El humo se podía observar desde casi cualquier punto de Washington. La Casa Blanca, la residencia oficial del presidente de los Estados Unidos, era pasto de las llamas. Su inquilino había huido dos días antes para no caer en manos del enemigo. Abandonó la capital del país ante la inminencia de la invasión. Washington había caído. Pero la Casa Blanca no era el único edificio simbólico en arder. El fuego también devoró parte del Capitolio. ¿Ciencia ficción? ¿Una novela ambientada en un futuro apocalíptico? No. Solo uno de los acontecimientos más importantes y desconocidos de la guerra anglo-estadounidense de 1812, cuyo bicentenario se cumple este año.
A principios del siglo XIX Estados Unidos era un país recién nacido con ganas de crecer rápidamente, es decir, expandirse hacia el oeste -las tierras de los indios- pero también hacia el norte, donde chocaba con los intereses del Reino Unido y sus colonias canadienses. La relación entre ambos países era tensa y complicada, las heridas de la guerra de la independencia estaban demasiado recientes. Pero la situación se deterioró más con las guerras napoleónicas. Londres ordenó un embargo comercial a Francia, lo que dañó la economía estadounidense al prohibirle las transacciones con ese país. Para complicar más las cosas, la marina británica abordaba los barcos estadounidenses sospechosos de comerciar con Francia, requisaba la mercancía y detenía a la tripulación.
Así las cosas, el 18 de junio de 1812 el cuarto presidente de Estados Unidos, James Madison, declaró la guerra a la antigua metrópoli. Durante los dos primeros años el conflicto no fue de gran intensidad. Gran Bretaña, concentrada en derrotar a Napoleón, mantuvo una actitud defensiva. Por su parte, las milicias estadounidenses fueron rechazadas en cada intento de penetrar a Canadá.
Invasión
A partir de 1814 el conflicto se recrudeció. Reino Unido envió más tropas tras asegurarse la victoria en Europa y los soldados británicos pusieron pie en territorio enemigo para comenzar la primera invasión de los Estados Unidos desde su fundación. El objetivo de los ingleses era desmoralizar al rival. Así que decidieron atacar Washington. A finales de agosto 5.000 soldados británicos desembarcaron en las inmediaciones de la capital estadounidense. El 22 de agosto el presidente Madison se convirtió en el primer y único mandatario del país en huir de Washington D.C.
Dos días después, las tropas británicas entraban en la ciudad sin encontrar resistencia. Enseguida dirigieron su mirada en el símbolo del poder estadounidense: la Casa Blanca. Y aquí surge la figura de la Primera Dama Dolley Madison. A diferencia de su marido y del resto del Gobierno, ella permaneció en el edificio hasta el último momento. Se encargó de empaquetar y salvar gran cantidad de objetos valiosos, como un retrato de George Washington y algunas joyas. Pero también documentos clave como las actas de los Consejos de Ministros. Dolley, convertida para la posteridad en heroína, abandonó la Casa Blanca minutos antes de que aparecieran los británicos. Cuando estos llegaron, apilaron el mobiliario e incendiaron el edificio ocupado por primera vez en 1800 por el presidente John Adams. Antes había ardido el Capitolio. El 24 de agosto de 1814 el corazón de los Estados Unidos cayó bajo las llamas. Pese a lo espectacular del golpe, los británicos solo permanecieron un día en Washington ante la falta de hombres para defender la ciudad de un más que seguro contraataque.
La humillación sufrida en su capital sirvió para que los estadounidenses recuperaran su espíritu nacional y engrosaran las filas de voluntarios alistados en el conflicto. Tan solo un mes después, los estadounidenses derrotaron a los británicos en Nueva York, Baltimore y Nueva Orleans. En 1815 ambas partes firmaron la paz y volvieron a las fronteras anteriores al inicio del conflicto. Por supuesto, la Casa Blanca fue reconstruida desde sus cimientos para no volver a caer."

David Valera (Diario Sur) 

Y volviendo a mi historia, hoy me tocó volver a mi home tras pasar unos días estupendos con mi family, para seguir preparando el "nido" y bueno como hay tiempo para todo....pues tambien seguir disfrutando del veranito.

Dos en una descubriendo cosas.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...